“Seguridad vial requiere la participación de la sociedad”

Especialista del BID:

Cochabamba, miércoles 07 de noviembre de 2018 (ABC – Prensa).- El especialista en vialidad del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Hernán Fernández aseguró que la seguridad vial requiere la participación de la sociedad civil. La corresponsabilidad evitará cientos de accidentes de tránsito en carreteras ocasionan pérdidas económicas considerables para las familias y los Estados, traduciéndose en elevados costos de curación y la pérdida de productividad de las personas que fallecen o quedan discapacitadas.

La afirmación del especialista fue vertida durante el taller de Capacitación Técnica Internacional sobre Pavimento, Medioambiente y Seguridad Vial, organizada por la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) que se realizó el pasado 5 y 6 de noviembre en Tiquipaya, Cochabamba.

Fernández señaló que la seguridad vial no es solo tarea de las instituciones del sector, sino de toda la sociedad ya que por ser un problema complejo requiere de la participación de todos, en especial del ámbito educativo.

“Si no se toman medidas de prevención para hacer de nuestras vías más seguras  unas 9.000 personas podrían morir y otras 100.000 podrían quedar lesionadas en el país de aquí hasta el 2023”, aseveró Fernández ante un auditorio de más de un centenar de ingenieros.

De acuerdo a datos brindados por Fernández, aproximadamente 1.000 personas mueren al año en las vías camineras y otras 23.000 sufren heridas a causa de múltiples factores como el exceso de velocidad, el consumo de alcohol, las fallas técnicas y problemas en el diseño y la infraestructura vial.

A nivel mundial, Hernández reveló que cada año mueren cerca de 1,3 millones de personas en las carreteras del mundo, la mayoría personas entre 15 y 35 años; y que unos 50 millones sufren traumatismos no mortales.

“Es un desafío, una necesidad el poder coadyuvar en la seguridad, está en nuestras manos,”, señaló el especialista a tiempo de señalar que la información, la educación, sensibilización, concientización, además de un buen sistema de control, prevención y vigilancia policial ayudarán a hacer las carreteras más seguras para las familias bolivianas.

Paralelamente a este trabajo, indicó que se debe mejorar la infraestructura vial y señalización sobre la base de un financiamiento sostenible y la aplicación de sistemas tecnológicos e investigaciones permanentes.